INSPIRATION. DIANA VREELAND & JAPAN


En los años '60, la revolución cultural no solo iba de la mano de la música, la moda y el Swingin' London del cine y las calles. Las revistas y sus editoriales, especialmente sus fotógrafos, comenzaron a idear propuestas que sacaron a las calles a las modelos y rompieron con los esquemas predeterminados de estudios y poses artificiales. David Bailey y Jean Shrimpton lideraron esta corriente, pero Veruschka, Richard Avedon y Diana Vreeland -antigua editora de Vogue-, la cimentaron. The great fur caravan (1966) aparece como la editorial exótica por excelencia en el documental de Vreeland The eye has to travel (2012), pero hoy vemos que fotógrafos como Alex Lubomirski aun la mantienen como referente a la hora de completar nuevas ideas.


1966 - The great fur caravan by Richard Avedon for Vogue



2012 - Faraway so close! by Alex Lubomirski for Vogue Germany

LOVE STORY. THE GAINSBOURG WOMEN


Para quienes gustan de la música, especialmente aquella que nació entre los '60 y '70, Serge Gainsbourg es sinónimo de canciones, películas, seducción y también, amores famosos. Algunas de sus mujeres aparecieron en detalle a través de la biopic Gainsbourg Vie Héroïque (2010), y por ello sabemos que sin importar edad, estilo o atractivo, el icónico cantante es quizás el feo más atractivo de la historia.


Fue quizás su primer acercamiento al mundo de las mujeres famosas y fuertes, a través de una figura que representó más el estilo beatnik de fines de los '50 que el tradicional. Con Greco, Gainsbourg comenzó su carrera con el reconocimiento de una estrella francesa, quien le pidió canciones como La Javanaise (1963) y a través de un breve romance, la confirmación de su innegable personalidad atractiva.






También acudió a él para darle vigoridad a su carrera musical, pero se quedó por mucho más. Brigitte Bardot, la Marilyn francesa, estaba casada con el alemán Gunther Sachs, pero eso no le impidió tener un romance con el chanteur. En este caso, Gainsbourg se enamoró perdidamente, componiendo uno de los temas más reconocidos en la historia de las canciones de amor: Je t'aime moi non plus (1967). La grabó junto a Bardot, pero ella, temerosa que su relación saliera a flote, decidió no lanzarla y Gainsbourg la guardó por respeto a su amor.






La conoció justo después que B.B. le rompiera el corazón, pero con ella pasó más años que con nadie. La muy joven, ingenua y a la vez desenfadada Jane Birkin, la actriz inglesa que venía de protagonizar Blow Up (1966), conoció a Gainsbourg luego de filmar juntos Slogan (1969). El primer día, tuvieron una cita que incluyó cena, baile, cabaret de travestis y bar ruso, pero su relación se consolidó después de muchas más salidas. Birkin se había divorciado del compositor John Barry -el mismo de la música de James Bond y Tiburón-, pero con Gainsbourg formó una familia hasta 1980. Cansada de su problema con el alcohol, lo dejó pero juntos tuvieron a la hoy actriz Charlotte Gainsbourg.






Caroline Paulus o Bambou, fue la última pareja reconocida de Gainsbourg. La conoció en un club nocturno y tenía 30 años menos que él, pero eso no le impidió estar junto a ella, componerle canciones y tener un hijo llamado Lulu, quien nació en 1986 y hoy también es cantante.