BLAST FROM THE PAST. THE EVOLUTION OF THE MESSAGE T SHIRT


 photo 1984Katharine Hamnetttshirts.jpg

Durante muchos años, la ropa y sus colores, las claves de la estética y los momentos que determinan cada contexto, se han vinculado fuertemente a los movimientos sociales de cualquier indole. Si se trata de música o protesta, ambos mundos van de la mano, ya sea de manera lúdica o con mensajes que verdaderamente tratan de apuntar a una situación de gran importancia. Pero últimamente, las poleras con mensajes se han tomado las pasarelas, revistas, lookbooks y la combinación de ropa de muchos diseñadores, mostrándolas también como mero instrumento de marketing para convivir con las tendencias al día, el mantener la sensación de "estar informados" y "vivir la misma lucha".



Luego que Maria Grazia Chiuri decidiera dar con esta clave en su debut como Directora Creativa de Dior, la frase "Todos deberíamos ser feministas" (We should all be feminist) retumba como nunca porque además, la camiseta se transformó en la prenda it y todas tenían que llevarla, sin importar si se adhieren a la causa o no. Pero antes de esto, el rock and roll trajo consigo varios ejemplos de poleras icónicas, que se trasladaron al imaginario pop cultural con pequeñas frases que hasta el día de hoy hemos visto. Madonna, Robert Plant, John Lennon, son muchos los artistas que tomaron una polera y la convirtieron en herramienta de mensajes divertidos, osados y por supuesto también profundos. La inglesa Katharine Hamnett se graduó de Central St. Martins y decidió moldear sus colecciones en base a camisetas con mensajes sociales que se relacionaban con la situación que vivía su país durante el periodo de Margaret Thatcher. Una de sus creaciones, Choose Life, fue llevada por George Michael en Wham!, mientras Paul Morley lanzó en 1984 una camiseta similar que llevó Frankie Goes to Hollywood (Frankie says relax). El 2007, el fenómeno se reproducía de manera más humorística con Henry Holland, quien puso de moda las poleras con mensajes enviados a diseñadores y modelos. Y en Chile, ese mismo año, la diseñadora Fran Torres aludía a su propio mensaje con Señorita Sudaca Style bajo su marca y polera.

2007 Fran Torres t-shirts (Photo by Xergis)




Volvemos al 2015 y de repente, una leyenda se desempolva. En 1975, la librería Labyris en Nueva York decidió poner a la venta una polera que decía "El futuro es femenino" (The future is female), la cual fue retratada por Liza Cowan en el cuerpo de su pareja, Alix Dobkin. Así, con los permisos necesarios para ello, la marca Otherwilde decidió desempolvarla justo a tiempo para el movimiento más fuerte que hemos visto del feminismo en muchos años, llegando a ser usada por St. Vincent y Cara Delevingne. Para el 2016, Christian Dior tenía su polera y este año, Prabal Gurung decidió copiar la original de 1975, mostrándola en su show con Bella Hadid y otras camisetas llenas de mensajes, que en este New York Fashion Week se han triplicado alcanzando el ideal de tendencias y deseo que surge alrededor de esta inicialmente contestataria prenda.