OLD SCHOOL. KYLE MACLACHLAN & FASHION

 Kyle MacLachlan in Balenciaga for M Le Monde magazine, october 2016

David Lynch fue su mentor y con él se dio a conocer en el cine, con Dune en 1984 y Blue Velvet en 1986. Pero Kyle MacLachlan será siempre reconocido por un gran rol, el cual lo traerá de vuelta en mayo de este año a la televisión: el de Agente Especial Dale Cooper en Twin Peaks y su película, Fire walk with me (1992). Ese mismo año, el actor norteamericano de ascendencia escocesa, tuvo su primer gran encuentro con la moda cuando fue reclutado junto a otras reconocidas figuras masculinas para participar de una gran campaña para la tienda Barneys NY. Junto a Cuba Gooding Jr., Tony Benett, Val Kilmer y Gregory Hines se paró frente al lente de Steven Meisel, pero además, en el set conoció a quien sería su pareja durante seis años, la supermodelo Linda Evangelista.



En numerosas entrevistas, MacLachlan dice que hasta ese momento no tenía idea de quién era La Linda. Juntos recorrieron cuanta revista los pusiera en sus portadas y editoriales principales, acaparando la atención como una de las más entrañables parejas del espectáculo. En 1994, apareció también en el documental sobre Isaac Mizrahi y su colección FW 1994, Unzipped, donde se paseaba otra pareja famosa de modelo: Richard Gere, quien estaba casado en ese entonces con Cindy Crawford (ese año, todas las modelos reconocidas tendrían parejas imponentes: Christy Turlington y Christian Slater, Kate Moss y Johnny Depp, Naomi Campbell y Adam Clayton, Helena Christensen y Michael Hutchence). Steven Meisel fotografiaría nuevamente a Linda y Kyle para Vogue Italia y US Vogue, mientras ella lo introduciría a un mundo lleno de eventos, luces, diseñadores y estilo. Con ella conocería también la famosa gala del MET, a la que asistieron en más de tres oportunidades juntos.



En 1998, su romance terminaría y la moda quedaría como una anécdota de su vida. Sin embargo, el culto creció en torno a Twin Peaks y MacLachlan sería convocado para participar de otras editoriales de manera solitaria, no sin antes dejar su último protagónico fashion: el de modelo principal de Donna Karan F/W 1997, campaña que realizó junto a su ahora ex Evangelista. Mientras esperamos que se estrene la tercera temporada -profetizada por la misma Laura Palmer en Fire walk with me-, Kyle goza de un revival potente, que se canaliza luego de su paso por la popular serie Sex and the City y lo tiene hasta llevando la colección masculina de Balenciaga en las revistas.