INSPIRATION. POETRY & FASHION

The Jean Cocteau jacket by Yves Saint Laurent, 1980

Pinturas, esculturas y películas han ventilado su influencia hasta llegar a la industria de la moda. Desde principios del siglo XX, varios diseñadores decidieron incorporar también a sus poetas favoritos como parte de esa amplio referente cultural donde se sostienen además el resto de las aristas, que vienen en forma de vestidos, trajes masculinos y también editoriales. Elsa Schiaparelli fue una de las primeras, al dar con la colaboración junto al artista, escritor, pintor y poeta Jean Cocteau, quien la llevó a diseñar abrigos con espaldas marcadas de surrealismo y también trajes con bolsillos y bordados dibujados entre 1937 y 1938.


Yves Saint Laurent sería uno de los grandes herederos del estilo Schiaparelli. Para 1980, decidió rendirle homenaje a la diseñadora a través de la unión entre moda y poesía, utilizando versos de Jean Cocteau para una chaqueta en terciopelo rosa -modelada por Brooke Shields y fotografiada por Avedon-, así como otra con la espalda en palabras de Apollinaire y una con el frente de Louis Aragon, mezclando también la famosa colección Zodiac de 1938-39 de la italiana. Para el 2011, el diseñador hondureño Carlos Campos ya tenía su colección masculina basada en el estilo del chileno Pablo Neruda como una de las favoritas de NYFW temporada otoño. El ganador del Premio Nobel también había inspirado al fotógrafo Ruven Afanador el 2003, quien concretó una editorial con Ana Beatriz Barros en Isla Negra. 


La paquistaní Ayesha Khurram decidió dar su propia visión sobre las espaldas con versos bordados en su colección S/S 2012, a través de la poesía Urdu. El 2013, Ostwald Helgason plasmó en un polerón una imagen de Charles Baudelaire, volviéndolo grito y plata entre las editoras de revistas. El famoso modelo Jon Kortajarena se enfundó en el estilo y actitud del poeta/dramaturgo Federico García Lorca para la revista GQ, mientras este año, la pasarela de Moisés Nieto F/W 2015, nos introdujo a su visión sobre el famoso libro La casa de Bernarda Alba escrita por Lorca en 1936.