THE SOUND OF MUSIC. BEST COVERS EVER?


FAITH NO MORE - EASY (THE COMMODORES)


En el album Angel Dust del año 1992, Mike Patton y Cía. decidieron hacer un cover de una vieja canción de amor de los '70, de autoría del mítico Lionel Richie. Una decisión inesperada para muchos, dada la etiqueta de hard rock que el grupo había encomendado fuertemente a sus discos anteriores. El resultado fue la fusión de una de las mejores voces masculinas del rock con una melodía remozada y perfecta para entonar en los días de nostalgia.

 

THE RAMONES - BABY I LOVE YOU (THE RONETTES)


A comienzos de los '80, el grupo liderado por Joey Ramone se topó con Phil Spector, uno de los más grandes productores de discos del mundo. El fanatismo que la banda sentía por The Beatles y esa época de melodías cadenciosas los llevó a editar el disco End of the Century, donde incluyeron esta vieja canción de amor de uno de los tríos vocales que Spector había producido en los '60. Claro que el famoso caracter perfeccionista del productor casi les pasa la cuenta.


LED ZEPPELIN - BABE I'M GONNA LEAVE YOU (JOAN BAEZ)


Aunque es considerada una de las mejores canciones incluidas en el potente disco debut de la banda en 1969, no muchos saben que la autoría del tema pertenece a la cantante de folk Joan Baez, quien la grabó en el año 1962. Sin embargo, la melodía de las guitarras, la suavidad de la voz de Plant y la energía que toma en algunos pasajes hacen de este tema uno de los que superan notablemente a la versión original.



 

VAN HALEN - YOU REALLY GOT ME (THE KINKS)



En el debut de la mítica banda de los '80, el carisma de David Lee Roth y la virtuosidad de Eddie Van Halen se combinaron perfectamente para reanimar este clásico de los '60, considerado uno de los temas pioneros del heavy metal. Y esta, además, es considerada una de las mejores versiones de algún tema clásico. Ray Davies dijo en alguna oportunidad que el tema de los californianos superaba con creces al original de su banda.


ARETHA FRANKLIN - RESPECT (OTIS REDDING)



Aunque fue lanzada en los '60 y se alzó de inmediato como clásico instantáneo que consagró a la Franklin como la Reina del Soul, fue el cantante Otis Redding quien originalmente ideó la melodía. Grabando su primer disco para Atlantic Records, Franklin tomó prestado el tema, cuyas letras se alzaron en un momento crítico de racismo en todas sus expresiones. En ese instante, se convirtió en una bandera de lucha para la población femenina, gracias a la dimensión que mantuvo con la voz de la clásica cantante de color.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...