LE MOVIE. KLUTE (1971)


Los años '70 nos mostraron que Hitchcock y su era de thrillers elegantes y atractivos, podía continuar con un legado de buenas historias y mucho estilo. A Francis Ford Coppola, Brian de Palma, Irvin Kershner se sumaron otros exponentes que pusieron todo en la gran pantalla, ganando premios e incluso inspirando la moda hasta el día de hoy. Las pasarelas masculinas y femeninas no serían lo mismo sin The Conversation, The eyes of Laura Mars, Dressed to Kill, Get Carter y especialmente, Klute (1971) de Alan J. Pakula.



Ambientada en el Nueva York sórdido de la década del destape sexual, las drogas y más, muestra cómo una call girl es acosada por cartas anónimas y llamados, además de vigilancia. Jane Fonda interpreta a Bree Daniels, una aspirante a actriz y modelo que no tiene mucho éxito con su carrera, pero sí con una apuesta segura que la lleva a ganar dinero en poco tiempo atendiendo a hombres de distintos lugares de la ciudad, todo con ayuda de su pimp telefónico Frank (Roy Scheider). Cuando un hombre de buena posición desaparece, su amigo el investigador John Klute (Donald Sutherland), decide instalarse en un departamento al lado de donde vive Bree, la principal sospechosa del caso y los mistrios se desencadenan, además de la pasión entre ambos.


Pero uno de los protagonistas ineludibles de esta película es la moda. Bree es vista llevando no solo tendencias de la época, sino también estilos que perfectamente podrían corresponder a colecciones de Chloé, Tom Ford y Gucci. Sus accesorios y prendas llegaron a convertirse en otro ingrediente atractivo para Klute, la cual llevó a Jane Fonda a ganar un Oscar a Mejor Actriz en 1972. Botas largas hasta la rodilla -tal como hoy se ven en revistas y shows de diseñadores-, bolso con flecos, mini faldas de gamuza, blusas de vuelos, lentejuelas...todas las características del vestuario apuntan a un éxito que sigue resonando, que incluso llevó a Vogue Japan a imitar el look en una editorial con Freja Beha Erichsen como Bree Daniels. Hasta la temporada actual mantiene ciertas características similares al vestuario de la cinta, que fue ideado por Ann Roth, la misma tras Midnight Cowboy (1969), Hair (1979), Working Girl (1988) e increíblemente, de otro thriller de la era que combina historia y estética: Dressed to Kill (1980).

 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...